El asiento pélvico: ¿qué es, para qué sirve, cómo se debe utilizar?

Sin respuestas
Admin
Desconectado
Enviado: 29/04/2009

El asiento pélvico moldeado es un molde hecho a medida, que puede fabricarse con diversos materiales,  como la escayola, y que permite la sedestación (posición de sentado), la corrección o la interrupción del progreso de las posibles y diferentes alteraciones posturales que se dan en la persona con poco control muscular antigravitatorio.

Sus funciones y objetivos son:

Generales:

-    Limitar la progresión de deformidades músculo-esqueléticas
-    Reforzar los objetivos terapéuticos.
-    Mejorar el control postural.
-    Minimizar los reflejos, posturas y tono anormales.
-    Entrenamiento de ajustes posturales.
-    Maximizar la funcionalidad.
-    
Específicos:

-    Evitar la posición cifótica que suelen adquirir con posturas incorrectas que adoptan.
-    Evitar posibles alteraciones a nivel de cadera, como podría ser la luxación.
-    Dejar libres las extremidades superiores para manipular, descubrir su entorno o jugar, al no tener que controlar con ellas su base de apoyo.
-    Lograr que el usuario se siente de modo que el peso de su cuerpo sea simétrico en ambos lados de la pelvis.

Se usa el mayor tiempo posible, tanto en casa como en el colegio, incluso durante los paseos en silla.
El molde puede causar rechazo en el niño por resultarle extraño e incómodo. Para evitar esta situación, es recomendable pintar y decorarlo a su gusto para que le resulte más familiar; además, así, también lo protegemos del uso diario.