Otra vez juntos

30/11/2018
A punto de pintar con un puntero

Son ya muchos años de relación. Cada vez que se acerca el 3 de diciembre, compartimos el Día Internacional de las Personas con discapacidad con alumnos del Colegio Público Madre de Dios. Ellos se acercan primero para conocer nuestro Centro y nosotros devolvemos la visita para jugar un partido de boccia en su Polideportivo, un partido de la máxima, toda una tradición en el programa de actos que preparan como si nuestro Día fuera también el suyo.

Cambian sus caras, claro, veintitrés esta vez, tan diferentes y tan parecidas como las nuestras, pero lo que sigue intacto es el espíritu de su Cole: diverso, alegre, multicultural, activo, comprometido y tan reconocible en la naturalidad con la que abordan una sociedad cambiante que no dejamos de pensar que eso sí es un ejemplo.